domingo, 27 de mayo de 2007

La gnosis numeral del grado de A:.

Plancha de ARQUITECTURA
Columna de Aprendices




A.:L.:G.:D.:G.:A.:D.: U


2do Vigilante
J. C.

C:. de A:.


Definiciones:


Aprendiz: Debe averiguar ¿de dónde venimos?
Según la Real Academia de la Lengua Española
Gnosis es: 1. f. Conocimiento absoluto e intuitivo, especialmente de la divinidad, que pretendían alcanzar los gnósticos.
Gnosticismo. 1. m. Doctrina filosófica y religiosa de los primeros siglos de la Iglesia, mezcla de la cristiana con creencias judaicas y orientales, que se dividió en varias sectas y pretendía tener un conocimiento intuitivo y misterioso de las cosas divinas.

Ética es: 4. f. Parte de la filosofía que trata de la moral y de las obligaciones del hombre.
5. f. Conjunto de normas morales que rigen la conducta humana. Moral. Adj. Perteneciente o relativa a las acciones o caracteres de las personas, desde el punto de vista de la bondad o malicia. 2. adj. Que no pertenece al campo de los sentidos, por ser de la apreciación del entendimiento o de la conciencia.

Número es: es una entidad abstracta que representa una cantidad. El símbolo de un número recibe el nombre de numeral. En matemática, la definición de número se extiende para incluir abstracciones, tales como, números fraccionarios, negativos, irracionales, trascendentales y complejos.

Introducción:

La masonería moderna por su carácter filosófico y especulativo, basa su desarrollo en el estudio e interpretación axiológica y ontológica de símbolos, en su mayoría recogidos de las antiguas enseñanzas, signos y herramientas de la masonería operativa o material, de esta forma la interpretación y uso de los símbolos como instrumentos de concatenación del conocimiento, son pilares fundamentales de nuestro trabajo. Destinado a construir una arquitectura social, que realce valores universales, considerados beneficiosos para la vida colectiva, como la belleza, la fraternidad, la igualdad y la justicia.

Los antiguos constructores libres otorgaban particular atención a la figura geométrica del triángulo. Llama la atención la temprana presencia de este en las antiguas escrituras Acadias, realizadas en los monumentos Caldeos que datan de hace 4.500 años antes de Cristo.

El triángulo representa como signo, a la sílaba ROU, que significa hacer, construir. Esta figura en cualquiera de sus formas geométricas tiene tres lados y tres ángulos. Número significativo, si consideramos que por ejemplo, para la línea de pensamiento pitagórica, el tres era el número perfecto, por que tenía un principio, un medio y un final.


El tres en la M:.

El número asignado al aprendiz es el tres. La orden está dividida en tres grados simbólicos; Aprendiz, Compañero y Maestro. Tres Maestros permiten que una Logia sea perfecta, tres son los viajes misteriosos del grado, tres veces golpeamos a las puertas del templo para ser iniciados. Tres grandes pilares sostienen a nuestra logia, Sabiduría, Fuerza y Belleza, las cuales inventan, ejecutan y adornan nuestros trabajos. Tres luces alumbran respectivamente la presencia de la oficialidad en un taller. Tres velas anteceden la presencia del libro sagrado en el templo.

El ascenso de los secretos masónicos se basa en tres luces mayores, La Biblia (libro sagrado), el compás y la escuadra. Representados en la escala de Jacob, que une al mundo exterior con el paraíso, para algunos, o con el templo de Salomón, para otros. La cual es una imagen de nuestro proceso de desarrollo desde la piedra en bruto hasta la luz, que es acompañada simbólicamente por los dos Juanes, Bautista y evangelista. El mito de la escalera de Jacob dice que él tuvo una quimera: “Soñó con una escalera apoyada en tierra y cuya cima tocaba los cielos, y he aquí que los ángeles de Dios subían y bajaban por ella”.


En donde también aparecen tres figuras femeninas la Fe, la Esperanza y el Amor. Las tres columnas que sostienen la escala de Jacob son la fuerza, la sabiduría y la belleza, nuestro mosaico representa la bipolaridad y conjunción de los opuestos, sumado al pensamiento antinómico de nuestra realidad tridimensional.

Por tanto el número tres, contiene una profunda proyección simbólica para nuestra institución.



El número tres, una mirada biológica
El tres esconde un simbolismo sexual con raíces naturales, ya que el aparato genital masculino se compone de 3 partes, 2 iguales y una distinta. Así mismo, del elemento masculino 1 y del elemento femenino 2 surge un tercero a través de la procreación, por lo tanto, es el hijo que nace del padre y de la madre, es la síntesis que surge de la tesis y antítesis. Por esto se le asocia como número representativo de las artes, de la música y de la creación literaria.
Los chacras y el tres.



El chacra número 1, o base, representa el vínculo con la tierra y la naturaleza, el 2 es la emoción, la energía sexual y las relaciones humanas. El 3 del plexo solar, es el ego, por ende representa la capacidad de transformar nuestra realidad actual. Es la conciencia de lo que somos y proyecta el desafío de convertirnos en lo que aspiramos para nuestras vidas. Aunque son 7 chacras, tres interesan especialmente a la masonería: el de la garganta, el del corazón y el del abdomen, ya que sobre los mismos se efectúan los tres signos; de Aprendiz, de Compañero y Maestro, que indican respectivamente, el dominio de las palabras, de los pensamientos y de los instintos, las tres fases preliminares de purificación, que han de preceder a la regeneración individual.



Política y el tres
Las democracias modernas basan su funcionamiento en la división en tres de los poderes del Estado, Ejecutivo, Legislativo y Judicial, detalle no menor si consideramos que el precursor de este modelo es la Revolución Francesa, que fue impulsada por iniciados y que posteriormente fue copiada en el sistema Norteamericano, promovido por la causa independentista. Que también fue liderada por Masones.

Simbolismo del número tres

El número tres se genera de la suma de los números 1, el hombre, la unidad, y el dos la mujer, la bipolaridad, de ellos nace lo divino, la creación, la gestación. El número tres, desde una perspectiva simbólica, es la generación de eso nuevo que construimos a partir del trabajo realizado con nuestras herramientas luego de pulir la piedra en bruto.

El nuevo comienzo, se genera a partir de la mutación, transformación e iniciación de la conjunción de la unidad, el 1 y los opuestos, el 2.

Podemos intuir que el número tres representa ese aspecto nuevo que es generado de la gestación. Que extrapolándolo al trabajo M:. connota el deseo de generar una nueva realidad que incorpore el trabajo interno, personal, espiritual, filosófico, moral o ético y su impacto externo, social, político, económico o religioso. Centrado en transformar la piedra en bruto a través de la operación alquímica que reúne el azufre y el mercurio que simbolizan la búsqueda de la piedra filosofal, capaz de convertir a cualquier metal o elemento en oro. Por consiguiente, de la vida de las sombras y la confusión, en algún momento nuestra labor individual y colectiva nos permitirá contactarnos y fusionarnos con la emisión de la luz, que simboliza la fuerza de la búsqueda incansable del conocimiento, que combate la verdad absoluta como representación del dogma.

Ocuparnos de los aspectos negativos de nuestra vida, desde una perspectiva moral y ética, analizando el pasado con proyección de futuro, nos lleva a la visión M:. Representada en el Dios Janus, de doble cara, que simboliza el principio permanente para el cual el pasado y el futuro no son sino uno. Esta nos llama a transformar constante e incansablemente el presente. Para lo cual poseemos las herramientas del grado del A:. que nos permiten descubrir de donde venimos y cuál es el valor de la fuerza.

Como nuestra labor, por una parte es la de buscar el origen y por otro, la de aprender a utilizar la energía, nos retorna a develar en el número tres un constructo simbólico que otorga una mirada de transformación, germinación y nacimiento de un nuevo ser.

En el camino del masón, debemos intentar alcanzar el estado de superación que nos permita, con las herramientas al cinto trabajar en cualquier lugar del mundo que espere por nuestra ayuda. El cambio como mecanismo de movimiento nace de la fusión del uno y el dos, de ella se genera la creación. El número tres constituye un pilar en la enseñanza del aprendiz que debe trabajar la piedra para trasformarse de a poco en luz. Y con ella, irradiar a los seres sintientes del planeta, desde una mirada creativa y constituyente de una postura ética y moralmente activa, que resuelva el caos y promueva acciones positivas para nuestro entorno.

El tres también representa la creación, de esta forma podemos establecer que de los opuestos, tesis y antitesis nace algo distinto y que suma, la síntesis. Mirada generosa, humilde y abierta de la realidad, que permite establecer una alternativa al dogma y a sus sistemas de control.

Kábala. Los números como sentidos adivinatorios
.(Del hebr. qabbālāh, escrituras posteriores a las mosaicas1).1. f. Conjetura, suposición. U. m. en pl.2. f. En la tradición judía, sistema de interpretación mística y alegórica del Antiguo Testamento.3. f. Conjunto de doctrinas teosóficas basadas en la Sagrada Escritura, que a través de un método esotérico de interpretación y transmitidas por vía de iniciación, pretendía revelar a los iniciados doctrinas ocultas acerca de Dios y del mundo.4. f. Cálculo supersticioso para adivinar algo.



La kábala, Qablalah en hebreo, es la ciencia de los números, cuyo padre es el gran maestro griego Pitágoras. También se le asocia a la metafísica religiosa de los Judíos. Estos pretendían estar en posesión de una doctrina secreta que se remontaba hasta Moisés. Al parecer, sus orígenes se remontan a los métodos gnóstico alejandrinos, representantes de la antigua iniciación.



Como método interpretativo de lo onírico y vinculado al Tarot considera 22 arcanos mayores y cada uno de ellos tiene su significado. Cuando el número es mayor a 22, se suman sus cifras hasta obtener uno comprendido entre el 1 y el 22.



Ejemplo: si se invoca, sueña o percibe el 45, se suman las cifras 4+5, hasta obtener 9 y se busca el significado del número 9. Si el número soñado es 170, se suma 1+7+0=8, y se busca el significado del número 8. Si el número es 728454, sumo 7+2+8+4+5+4=30. Como 30 es mayor que 22, se suman las cifras 3+0=3 y se busca el significado del número 3.



A continuación algunos símbolos que facilitan la interpretación de las experiencias oníricas:



1: El Padre interno. La voluntad y el poder divino. La unidad.
2: La madre divina. El amor divino. Favorable para la ciencia oculta.
3: Producción material y espiritual. El Espíritu Santo.
4: El íntimo. El real ser. Mando. Progreso, éxito, misericordia.
5: La ley divina. El karma. Marte, Guerra.
6: El alma humana. Victoria. Buena suerte. La indecisión.
7:El triunfo con guerras y luchas, dolor y amarguras.
8: La justicia. Pruebas, sufrimientos y dolor. El número de Job. La paciencia.
9: Soledad y sufrimientos. La novena esfera. El sexo. Alquimia ó Transmutación sexual.
10: Recurrencia. Retribución. La rueda de la fortuna. Buenos negocios. Cambios.
11: Que no haya temor porque lo favorece la ley divina.
12: El apostolado. Hay que divulgar la enseñanza gnóstica. El sacrificio. Pruebas y dolor.
13: Muerte y nacimiento. Cambio total. Transformaciones.
14: Matrimonio. Asociación. Larga vida. Estabilidad. No cambio.
15: Peligros. Pasión sexual animal. Fracaso amoroso.
16: La torre fulminada. Castigo. Caída terrible. Nos presagia algo mal.
17: La Esperanza. Espera.
18: Enemigos ocultos saltan en cualquier momento. Enfermedades. No negocios.
19: Sol radiante. La inspiración. Éxitos. Buena suerte. La piedra filosofal.
20: Cambios favorables, aprovechela. Acabar con las debilidades o defectos.
21: Desmoralización total para el mal.
22: La verdad. Victoria. Triunfo. Todo sale bien. Buena suerte. Poder. Fuerza

Conclusiones
Los números son medidas cuánticas, estables y homogéneas, que se construyen a partir de dígitos, 0, 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8 y 9. Están insertos en la tercera dimensión. Son símbolos que representan una cantidad de cosas. Por su condición de signos representan y evocan situaciones o contextos. Durante la historia del hombre los números además de su uso mundano y habitual, han representado figuras. La geometría relacionada estrechamente con la arquitectura y la construcción, estuvo anclada en el conocimiento sagrado de pueblos y culturas.



Durante el presente trabajo hemos descubierto que el número tres tiene una fuerte repercusión simbólica y ética para nuestro trabajo. Este representa el despertar, el inicio, la suma de uno y el dos, la vuelta de tuerca a la vida, el velo que se cae, la comprensión que llega y la posibilidad de dejar de vivir una experiencia más, a decidir vivir una experiencia sagrada. Lo sagrado no está constituido por ninguna visión pragmática, más bien es una disposición a mejorar y cambiar, a nacer y transformar las piedras en oro. Cada ser humano puede mutar su vida en función del compromiso, de sus ideales, creencias, de la felicidad o de la justicia social. Pensando siempre en la coherencia entre lo que decimos y en el como actuamos.



El número tres representa la transformación, la mutación, el acto que suma y establece un nuevo estado. En nuestro grado de aprendiz, vivimos la primera transformación masónica, vinculada a descubrir desde ¿dónde venimos?, que nos lleva también a preguntarnos desde que lugar partimos nuestro camino y hacia donde queremos llevarlo. En ello, esta implícito la capacidad de transformar, de mutar, de asumir un cambio que nos permita pulir la piedra en bruto, posición actual que da paso a un estado ideal, esperado o de futuro.



La mirada retrospectiva del pasado, nos permite observar las cosas que deseamos cambiar desde la vida profana a la actividad masónica. La masonería establece una disposición a transformar, mutar, cambiar, evolucionar e incorporar una mirada pluralista, diversa, amable y crítica, pero profundamente propositiva con la realidad y nuestro entorno.

SFU.·.



Bibliografía.
La Rebelión de Lucifer, J. J Benítez, 17ª edición, Planeta
El Enigma Sagrado, M. Baigent, R. Leigh, H Lincoln 9ª Edición Martínez Rocas
El Incendio de Alejandría, Jean Pierre Luminet, Ediciones B.
Las Puertas Templarias, Javier Sierra, 8ª Edición, MR Dimensiones.
Alquimia y Mística, Alexander Roob, Ediciones Tashen.
El Libro del Aprendiz, Oswald Wirth, de la Gran Logia de Francia, 1995.